VALORACION PRECONCEPCIONAL

 

 

¿Qué significa planear?

 

Lo podríamos resumir en el hecho de pensar o preparar una acción para realizarla en el futuro y esto lo realizamos en el día a día con muchos de los proyectos que construimos con el fin de alcanzar una meta, un deseo o lograr un sueño.

 

Construir una familia es uno de los proyectos más complejos que una pareja puede emprender y abarca la integralidad de la persona, inicia construyendo una relación, creando lazos, viviendo experiencias compartidas y planeando el futuro, futuro dentro del cual puede estar el deseo de tener un hijo con todas sus implicaciones. Tener un hijo debe ser uno de las cosas en la vida que debe ser precedido por un plan, ya que siempre se espera poder disfrutar de un embarazo saludable para obtener un recién nacido sano, sin embargo no siempre las circunstancias son ideales y existen condiciones que de antemano confieren un riesgo a este importante evento.

 

Por estas razones se creó la valoración preconcepcional, que no es más que un conjunto de intervenciones que tienen como propósito identificar y modificar factores de riesgo cuando sea posible, dando prioridad a variables que directa o indirectamente, están relacionadas con factores causales de las malformaciones, complicaciones en la salud materna o con el mal resultado perinatal.

 

Se ha convertido en un componente critico en la atención de las mujeres en edad reproductiva, ya que por medio de una visión conjunta, biopsicosocial, podemos tener la clave para un buen control y promoción de la salud preconcepcional adaptando las recomendaciones a las condiciones particulares de cada mujer, teniendo en cuenta que la mayoría de los factores que afectan la gestación estaban presentes desde antes de la concepción y no todas las intervenciones se pueden realizar en estado de embarazo.

 

En esta actividad el médico por medio del interrogatorio trata de identificar patologías, medicaciones, rasgos demográficos, historia gestacional previa, historia familiar, antecedentes de enfermedades crónicas e infecciones, factores psicosociales, hábitos, conductas y estilos de vida que pudieran ser riesgosas para la futura madre o el feto con el fin de realizar las intervenciones necesarias y posibles para asegurar el mejor estado de salud de la mujer previo a su embarazo.

 

Dentro de los factores más comúnmente encontrados como de riesgo para una futura gestación se encuentra la obesidad, la anemia, las infecciones, las enfermedades crónicas, el uso de medicamentos anticoagulantes o antiepilépticos, las exposiciones medioambientales, por lo cual en esta consulta adicionalmente se solicitan paraclínicos acorde al perfil de salud de la mujer con el fin de detectar factores modificables previos a la gestación e intentar el control de los que pudieran tener un efecto negativo sobre la madre gestante o el feto.

 

Una vez realizada la valoración completa el profesional emitirá un concepto medico (“No se recomienda el embarazo, en condiciones de embarazarse con factores de riesgo o en condiciones de embarazarse) que hará conocer a la mujer, con las posibles intervenciones a realizar, pero es ella quien en un acto de corresponsabilidad en conjunto con su núcleo familiar tomara una decisión acerca de la posibilidad real de una futura gestación.

 

De ser afirmativa la decisión adicionalmente se indicará el plan de vacunación a realizar e iniciara profilaxis con Ácido Fólico, intervenciones que deberán cumplirse en el margen de tiempo previo a la gestación estipulado por el profesional.

 

Es así, como por medio de una actividad estructurada de corresponsabilidad nuestras usuarias y su núcleo familiar pueden planear su futura gestación contando con nuestro apoyo para lograr el mejor estado de salud de la futura madre y el mejor resultado perinatal para sus hijos, emprendiendo su viaje hacia la maternidad saludable.