HIPERTENSIÓN ARTERIAL

 

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que aunque hasta el momento no cuenta con una cura definitiva,  puede ser controlada siguiendo adecuadamente las recomendaciones médicas indicadas.

 

Recomendaciones generales:

1. Cumpla las indicaciones de toma de medicamentos como le fueron explicadas.

2.  Habitualmente los medicamentos prescritos se toleran bien, pero es posible que puedan generarle algún efecto secundario. Si esto ocurre informe a su médico para que modifique la dosis o cambie el medicamento.

3. No se auto medique, muchos medicamentos de venta libre, como antigripales o analgésicos, tienen efectos negativos sobre las personas con hipertensión. Por eso es importante que sea el médico quien los prescriba.

4.  Consuma una dieta baja en sal, licor y grasa de origen animal. Se sugiere una dieta rica en fibra, frutas y vegetales.

5. Mantenga el peso adecuado para su edad y estatura (pregúntele a su médico).

6. Realice actividad física por lo menos 30 minutos tres veces por semana (no olvide preguntarle a su médico qué ejercicio puede realizar).

7. Evite el consumo de tabaco.

8. Evite el consumo de bebidas alcohólicas.

 

Signos de alarma para consultar al servicio de salud

  • Dolor de cabeza intenso.
  • Dolor opresivo en el pecho.
  • Sensación de adormecimiento  en cara con desviación en comisura labial.
  • Alteraciones en el habla.
  • Si se ha tomado la tensión y las cifras de tensión arterial están por encima de 160/100.

 

EPOC

 

La EPOC es una enfermedad inflamatoria del aparato respiratorio que provoca dificultad en la respiración.

 

Recomendaciones generales:

1. Suprimir el consumo de tabaco.

2. Siga el tratamiento según la dosis y los horarios indicados por su médico para sus medicamentos.

3. Lleve consigo el inhalador.

4. Cuando use oxígeno siga las recomendaciones sobre el número de horas indicadas de uso del mismo.

5. Evite los cambios bruscos de temperatura y los ambientes cerrados.

6. Lleve una dieta balanceada, haga el ejercicio que su médico le indique.

7. Mantenga su peso adecuado.

8. Vacúnese de acuerdo a las recomendaciones del médico.

 

Signos de alarma y consulta al médico en caso de

  • Aumento de la dificultad para respirar o tomar aire.
  • Si las flemas cambian de color transparente habitual y se tornan verdosas o amarillas, o presenta flemas con sangre.
  •  Si le duele intensamente un lado del pechopecho
  •  Fiebre mayor de 38 grados.
  •  Tos persistente que no cede con la administración de los inhaladores.
  •  Coloración azul en labios y uñas.

 

 

DIABETES

La Diabetes es una enfermedad caracterizada por la elevación de la glucosa o azúcar en sangre.

 

Recomendaciones generales:

1. Cumpla las indicaciones de toma de medicamentos como le fueron explicadas.

2. Habitualmente los medicamentos prescritos se toleran bien pero es posible que puedan  generarle algún efecto secundario. Si esto ocurre informe a su médico para que modifique la dosis o cambio del medicamento.

3. No se auto medique

4. Siga el plan nutricional indicado por el equipo de salud; recuerde no consumir azucares refinados: azúcar, miel, mermelada, panela, chocolates, tortas y dulces.

5. El cuidado de sus pies es fundamental para evitar complicaciones: las uñas debe cortárselas rectas, séquese bien entre los dedos de los pies, no camine descalzo, use zapatos anchos y blandos, revise diariamente sus pies para estar atento ante cualquier lesión.

6. Mantenga el peso adecuado, haga ejercicio en forma regular y no fume.

7. Mida su glicemia para mantener un seguimiento.

8. Si utiliza insulina no olvide que debe estar refrigerada. No le tema al uso de insulina, cuando una persona es diabética la insulina que fabrica su propio páncreas no es suficiente o no se utiliza adecuadamente por el cuerpo por ello aparece la enfermedad. Teniendo en cuenta lo anterior la mejor solución es aplicar la insulina que hace falta, solo es cuestión de aprender a usarla y acostumbrase a ella. De hecho la insulina es considerada como una de las opciones de tratamiento más efectivas de la diabetes.

9. Lleve un auto monitoreo de su nivel de azúcar con el glucómetro.

10. Recuerde que la mayor parte de los resultados dependen de usted mismo.

 

Signos de alarma y consulta al médico en caso de

 

  • Síntomas de baja de azúcar: temblor, mareos, sudoración,  hambre, dolor de cabeza, palidez de la piel, cambios de humor repentinos o cambios de comportamiento como llorar sin razón aparente, movimientos torpes o espasmódicos, dificultad para prestar atención o confusión, sensación de hormigueo alrededor de la boca.
  •  Síntomas de elevación del azúcar: micción frecuente,  aumento de la sed, aliento con olor a frutas, náuseas y vómitos, boca muy seca, dolor de cabeza, confusión o desorientación, alteración del estado de conciencia y pérdida acelerada de peso.
  •  Dolor opresivo en el pecho.
  •  Pies o piernas muy fríos con cambios de coloración (azulosa, roja).
  •  Lesiones en piel que no sanan
  •  Fiebre mayor de 38 grados.

 

 

ANTICOAGULACIÓN

Si usted es usuario de Warfarina, para conseguir el mejor resultado posible y prevenir las hemorragias, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. El tratamiento debe ser siempre controlado cuidadosamente; por lo tanto es importante que asista  a sus controles.

2. Tome la dosis exacta indicada por su médico.

3. Tome siempre la Warfarina  a la misma hora.  Si se olvida tome la dosis lo antes posible, si es dentro del mismo día.  Si un día se olvida, no tome doble dosis al día siguiente.

4. No debe tomar ningún medicamento nuevo sin consultarlo con su médico. Muchos  los medicamentos formulados o de venta libre, pueden presentar reacciones al combinarse con Warfarina.

5. Siempre informe a su médico o profesional del área de la salud que está recibiendo Warfarina, especialmente en casos como procedimientos odontólogos, intervención quirúrgica o accidente.

6. No se recomiendan las inyecciones intramusculares porque pueden producir hemorragia en el músculo y complicaciones posteriores.

7. Es recomendable llevar algún tipo de identificación que indique que usted usa warfarina.

8. Si presenta hemorragias nasales, sangre en la orina, deposición negra, deposición con sangre, hematomas espontáneos, debe acudir a consulta de médica de urgencia. 

 

Si usted está consumiendo alguno de los nuevos anticoagulantes orales como Dabigatran, Rivaroxaban o Apixaban, es importante tener en cuenta que debe asistir a consulta médica de urgencia en caso de presentar: hemorragias nasales, sangre en la orina, deposición negra, deposición con sangre, hematomas espontáneos.