ALIMENTACION  DE LOS NIÑOS EN VACACIONES

 

En época de vacaciones los niños e incluso los padres cambian notablemente la rutina diaria, alterando horarios de sueño, de actividad física, los tiempos de comida y calidad de la misma. Como la alimentación juega un papel primordial en la etapa de crecimiento, es muy importante que los padres procuren tomar ciertas medidas para no sufrir las consecuencias de un repentino cambio de costumbres y afectar de este modo la alimentación de sus hijos en tiempo de descanso.

 

A continuación una serie de recomendaciones:

 

• Trate de mantener los horarios de comida lo más cercano a lo habitual.

• En cambio de bebidas azucaradas, gaseosas y refrescos, ofrezca agua.

• Permita que los niños participen en la compra y preparación de los alimentos, haciendo de este un momento divertido. Esto brinda a los niños un sentido de pertenencia en relación con los alimentos que consumen y les permitirá estar más abiertos a probar nuevos alimentos.

• Ofrezca con moderación dulces y golosinas..

• Reduzca preparaciones y alimentos con grasas, como salsas comerciales, mantequilla y embutidos. Ofrezca carnes magras (flacas).

• Permita que los niños dispongan de más tiempo para realizar sus comidas principales, ya que no se debe madrugar ni cumplir horario, como en época de colegio.

• En esta época es común que se permitan comidas a deshoras, debido a que el desayuno se realiza más tarde a lo habitual, o se manejan más de 5 comidas, permitiendo “picar entre comidas” sin horarios regulares, lo que ocasiona saciedad y evita que el niño(a) consuma alimentos naturales en las comidas principales. Se recomienda el manejo de 4 a 5 comidas al día, con horarios regulares.

• Las comidas intermedias deben ser saludables, variadas y atractivas, deben cubrir los requerimientos de energía y nutrientes para esta etapa. Se puede ofrecer un lácteo y un cereal o una fruta.

• Ofrezca alimentos llamativos, con variedad de colores y texturas, evitando excesos de grasa, harinas y azucares.

• Las verduras y las frutas, se deben ofrecer de forma llamativa en presentación, para fomentar su consumo, ya que estas aportan vitaminas y fibra

• Por último no olvide que acompañado de una alimentación balanceada, es importante fomentar actividad física, teniendo una rutina de ejercicio entre juegos y deporte que contribuyen al crecimiento y control del peso de los niños.

 

JAVESALUD TODOS NUESTROS SENTIDOS EN EL CUIDADO DE LA NIÑEZ.